viernes, 6 de mayo de 2011

Antecedentes de la eutanasia

Desde hace una década atrás, el tema de la eutanasia era muy problemática, ya que no se tenía una definición exacta de esta acción. Unos creían que la eutanasia era matar a una persona sin su permiso, otros decían que era ayudar al prójimo para que no sufra mas, y así muchas otras definiciones. Por tal motivo, se iniciara con el origen de la palabra eutanasia, el cual ayudara a llegar a una definición más exacta. Para ello, se tomo a Jiménez (1984) citado por Gómez (2008) donde aclara que “la voz griega “eutanasia” está compuesta por dos términos: “eu” que significa bueno o bien, y “thanos”, que indica muerte. Desde el punto de vista etimológico la eutanasia comprendería “el bien morir, “la muerte feliz”, la agonía buena y dulce”, “la muerte suave o dulce”, en fin “una muerte sin dolor ni padecimientos”. (p. 19). Asimismo, según la historia este término fue creado en el siglo XVII por el reconocidísimo canciller inglés Francisco Bacon en el momento que estudio el tratamiento de las enfermedades incurables.
Por otro lado es importante definir con exactitud y precisión, la eutanasia, ya que se puede llegar a otro concepto erróneo y esto provocaría la incomprensión del tema en general. Por ello, se busco la descripción adecuada y se concluyo que según Gómez (2008) “la eutanasia es una conducta que tiene por finalidad (…) provocar una muerte sin padecimiento a la persona que así lo exige, cuando adolezca de un mal incurable y sufrimientos terribles; se lleva a cabo a través de la ejecución o colaboración de otra persona, la cual se encuentra motivada por un sentimiento humanitario”. (p.36). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada